MalariaSpot, el uso de la gamificación para el telediagnóstico de la malaria

Una investigación llevada a cabo en la Universidad Politécnica de Madrid ha demostrado que el crowdsourcing se puede aplicar al telediagnóstico de imágenes de malaria con el juego online MalariaSpot. El objetivo es que consiguiendo la pequeña participación de muchas personas, se puede conseguir un ahorro del tiempo de diagnóstico.

El diagnóstico de la malaria puede implicar 30 minutos de un especialista buscando manualmente los parásitos en el microscopio. Con MalariaSpot, los participantes sólo han de dedicar 1 minuto y no han de ser expertos, cualquier voluntario con ganas de colaborar puede hacerlo.

MalariaSpot está basado en la digitalización de muestras de sangre. El usuario se mueve por una pantalla parecida a un visor de microscopio y tiene un minuto para ir clickando en lo que considera que son parásitos. Si consigue encontrarlos a todos, pasa de nivel. Es un juego sencillo pero que reta al usuario a seguir jugando para batir su propio récord o el de otros jugadores. La intención de los responsables del proyecto es aprovechar el tiempo que se dedica a jugar online, pero para una buena causa como es la detección de la malaria. Es decir, aprovechar las oportunidades que ofrecen los videojuegos en la medicina, lo que se conoce como “gamificación”.

El estudio se basa en la suma de clicks realizados por diferentes usuarios de la misma imagen digitalizada procedente del microscopio. Los datos han demostrado que la combinación de los resultados obtenidos por 22 voluntarios sin experiencia previa o 13 voluntarios entrenados durante 1 minuto, son tan precisos como los conseguidos por un experto microscopista.

La experiencia ha sido tan positiva que ya están pensando en la siguiente fase, para la que seguro necesitarán más voluntarios, ya que se trata de un experimento en tiempo real que tendrá lugar en una clínica rural de una región afectada. Más adelante, la idea es extender el proyecto a otras enfermedades que también puedan ser detectadas por jugadores virtuales.

Las conclusiones se han publicado en la prestigiosa Journal of Medical Internet Research y han participado Miguel Luengo-Oroz, investigador de la Universidad Politécnica de Madrid-CEI Moncloa, en colaboración con John Frean, experto en malaria del Instituto de Enfermedades Comunicables de Sudáfrica, y Asier Arranz, programador español.

Descubre otros usos de los videojuegos en la medicina a través de nuestra cápsula de formación que encontrarás a través de este link.